jueves, 16 de noviembre de 2006

noviembres

gracias al post de jose he releído unas cuantas entradas de hace años. Este tipo de cosas me hacen recobrar la fe en el diario. He leído todas las entradas de noviembre. Noviembre apesta un poco.
Jose me ha hecho recordar como escribía este diario. Ahora que las cosas han cambiado tanto (y seguirán) recordado cosas que habían desaparecido de mi cabeza. Esto es realmente útil. Lo malo es que cada vez me da más miedo y/o pudor volcar cosas aquí. Pero cada vez me asusta más la capacidad de borrado de memoria que tengo. Supongo que será una cuestión de supervivencia.
Pero hay veces que me gustaría tenerlo todo presente de golpe. Como cuando tenía la posibilidad de ver toda mi música ordenada en el mismo sitio, y podía ver lo que había sido mi vida. Echo de menos esa sensación. En ese sentido el diario es un paliativo. Creo que no lo voy a abandonar. Y escribiré más a menudo. Aunque ahora no raje tanto del trabajo.

Propósito de enmienda. Especialista en no cumplir.

Estoy de curro hasta las cejas. Personalmente estoy otra vez en un cruce de caminos. El plano no da más de sí. Tengo la cabeza embotada y me cuesta profundizar en estas cosas. Me cuesta. No se si no soy capaz de romper la superficie dura del problema o es que ya estoy tan metido dentro que no me doy cuenta.

En general suelo decir: una mierda.

5 comentarios:

Jose M. dijo...

uf, m´he acojonao al leer mi nombre

je dijo...

en estos casos ya sabes, sal, airéate, tómate una copichuela, y luego ya verás como enfocas el problema de otro modo
eso es exactamente lo que esoy haciendo yo
ya estoy de los apuntes hasta los c*j*nes, y me tomo un pequeño respiro leyendo tu blog...

Anónimo dijo...

take it easy, chaval. Y no te agobies por no cumplir, es lo que hacemos todos.

jm dijo...

gracias a todos

por cierto Alfredo, espero que cuando acabes con tus viajes hagas una entrada memorable sobre los nuevos anuncios televisivos de ese estupendo sitio donde curras...

Anónimo dijo...

No sé si podré, jm, llego a casa agotado después de tanto abrazo y sobeteo! (qué bonito es el amor de mis clientes)