jueves, 25 de marzo de 2004

escribir II

Llevo unos días tontos. El peso del trabajo y la baja productividad son un circulo vicioso que en estos momentos me resulta difícil de romper. Mala situación. Hoy por la tarde me bloquee por completo con lo que estoy haciendo. Una mezcla de no tener fuerzas para ver por donde seguir, pocas ganas de pensar y agobio por la situación general. Una vez más mi tabla de salvación fue internet y los blogs.

Gracias a una conspiración de topten entre V, logansan y supervago he caido en los toptenísmos. Primero fue Madonna, hace unos días los Pet y hoy ha sido Morrisey y los Smiths. Doble dificultad, porque si es difícil quedarte con diez canciones de un grupo que llevas siguiéndolo toda la vida, imagínatelo cuando la figura central del grupo tiene una carrera en solitario quede ningún modo queda eclipsada por su anterior grupo.

Elegí las mías como suelo hacerlo, intentando no pensarlo demasiado e ir a lo primero que me viene a la cabeza. Esa fiesta, esa noche, esa escucha especial cuando una canción se abre por completo y te queda marcada para toda la vida. Luego me asaltan los prejuicios, los razonamientos. Esta es mejor. No, esta parte de ésta es sublime. De esta le compré el EP a J cuando fuimos a Pamplona y dormimos en su casa. Esta es un hito. Mil cosas.

Me hice con un recopilatorio de Morrisey porque nunca seguí su carrera con demasiada atención. Tampoco los Smiths, hay que reconocerlo. Nunca he sido fan. Fan, fan. Pero hoy desde media mañana he puesto el recopilatorio de Morrisey y luego he seguido con los Smiths, dos o tres discos. Me he preguntado si mucha de la música que escucho ahora aguantará el tirón como lo hacen la mayor parte de las canciones de Morrisey. Tengo la sensación que es más parte de mí que la mayoría de las cosas que escucho ahora. Casi podría decir que ya no se hace música como antes, o por lo menos ya no me coge como antes.

Harto y bloqueado salí de la oficina. Y fui a cortarme el pelo. Con O. que es el reverso de la O de contra. No habla, pero hace bien su trabajo. Y eso permite dedicarte unos momentos a uno mismo.

Haciendo tiempo compré un regalo a M. y el RDL con el cd de las canciones españolas. Más música. Tanta música y tampoco tiempo.

Cansancio. Vacaciones.

martes, 23 de marzo de 2004

escribir

El fin de semana fue extraño. El viernes de familia. Supuestamente de vacaciones. Con la inercia de la semana y del sinfindesemana pasado. Cuando paras todo se te viene abajo. Necesité día y medio para volver a saber que hacer. Y en casa de mis padres, con esa extraña sensación de rutinas que nunca cambian. Such a confusion repetía Colder en el discman.

El sábado llamé a E. y estaba en Madrid, de visita familiar, y C. en las Asturias. Llamé a M. y se iba a BCN a ver amigos. Al final llamé a G. y me animó a bajar a los vinos. Aunque pensaba ir al cine. Pero al final me dio un poco de rabia quedarme completamente ermitaño todo el fin de semana. Bajó mucha gente que hacía mucho tiempo que no veía. Y acabamos en un sitio insufrible. Recordé por qué he dejado de bajar con asiduidad. Por la tarde había hablado con N. para que me contará por donde sale la gente. La respuesta fue que la cosa estafa tal. Lo único que positivo (aparte de que G. me pidió que sea su testigo el día de su boda -muaks, muaks-) fue que al meter dos euros en la máquina de tabaco del sitio infame me dio tres paquetes de tabaco! Un chollo.

El domingo por la mañana fui a ver Lost in translation. En la sala por un momento estaba yo totalmente solo y es una sensación muy agradable. Luego entraron un par de persona y al final apareció I. No me hizo mucha gracia. La película me gustó. La verdad es que me pareció un encanto. Tampoco vamos a pedirle peras al olmo. Pero es una buena película. Con sus aciertos. Es curioso porque no transmite una sensación de cosa de moda pero es muy cool. Tiene una banda sonora buenísima. Y claro, el final es muy bueno. Aunque juega sobre seguro. No? Creo que la Sofía sabe escoger unos cuantos elementos muy bien y hacerlos funcionar.

Por la tarde me colgué de Ladybug Transistor. Qué disco más bueno. Este comienzo de año está siendo espectacular. Hay muchísimas cosas buenas que escuchar y encima me han grabado dos recopilatorios. Y N. se acababa de bajar la BSO de Lost in... y me la grabó. También me grabó a George Michael, que ha hecho el mismo disco que hace siete años pero no le ha salido tan bien. Aún así tiene algo que me gusta. Sabe hacer buenas canciones. Y cuando acierta, lo clava. La BSO es muy muy buena. La música de fondo es de Kevin Shields (es o no cool esta chica? juega o no sobre seguro?) Lista, es muy lista. Ah! y el final es uno de los momentos de la película: Bill Murray cantando More than this!!

El comienzo de la semana está siendo muy movido.

Y hoy la he cagado, porque me he olvidado que es el cumpleaños de M. Vuelve hoy de Madrid y he comprado unas cosas, a ver si apaño este imperdonable lapsus.

Cansancio.

lunes, 15 de marzo de 2004

unas semanas, memoria

El fin de semana que me perdí el concierto de la buena vida, y lo lamenté de veras. Ese mismo día me enteré que Lambchop vendrán a Pontevedra. Prometí que no me lo perdería, pero en estos tiempos parece que mantener lo que uno se propone cotiza extremadamente caro.

El fin de semana pasado me hice por fin con Awcmon/Noyoucmon. Edición de especial. Última copia, o eso dijo J de Portobelo (pero es algo que dice muy a menudo) La caja me encanta. Los dibujos me parecen una delicia. Los cds no me enganchan como Nixon o It´s a woman. Pero esta semana, después del temporal, los atacaré con ganas.

Llevo dos fines de semana sin ir al cine. Y hay tantas cosas que ver.

Una gripe se convirtió en gastroenteritis.

Trabajo: puto asco o puto peor definirían bien la sensaciones de estos últimos días. El viernes-sábado-domingo fue una cronoescalada con contrarreloj y sin avituallamiento. Pero al final parece que hemos salido más o menos airosos. El jefe se fue por unos días, semanas, meses? Una sensación de alivio. Pero, cuáles son esas obligaciones inexcusables? No sé. Pero yo he perdido el resorte donde estaban las ganas de dar ese impulso final del trabajo.

El viernes hicimos una parada de 15 minutos a medio día. La movimos nosotros mismos. Porque aquí como esperes algo de arriba... Al volver al puesto, en el correo de la oficina había un mensaje para todas las oficinas de parte de la dirección suprema. Decían que nos uníamos al paro y que todos estábamos bien (una compañera de Madrid, que trabaja con nuestra oficina, estaba en Atocha a las 7:30 para coger un AVE) No puedo evitar darle a propiedades del documento: hora de creación 12:20, hora de envío 12:38, hora del paro en silencio 12:00. Si es que tenemos una dirección suprema la mar de ágil.

He estado unos días con el haloscan funcionando mal. O al menos desde al oficina. A veces en la oficina pasan cosas raras con internet. Hubo una época que no se cargaban páginas de geocities. Tampoco podía comprobar en casa si tiraba bien. Ni tiempo, ni ganas. Ahora en casa parece que va bien, veremos mañana en la oficina. Estar tantos días, y más en situación de trabajo extremo, sin poder consultar una y otra vez los blogs me pone de los nervios.

Me apena que una brutalidad y la torpeza influyan de tal manera en el comportamiento ante de una votación general. Que haya una situación de tensión brutal para que la gente espabile y vaya a votar, es lamentable. Que en unas elecciones generales sólo vote el sesenta y pico por ciento de la gente es triste.

Del cambio por una parte me alegro, porque que levante la mano el que no estaba harto del de bigote. Por otra parte no se si el socialismo sale demasiado pronto y demasiado fácilmente del purgatorio. A mi no me preocupa ZP (bueno, preocupa, preocupa, preocupación es mi jefe, no ZP). Me preocupa mucho más Caldera y Josito Blanco (no olvidar nunca que este individuo ha sido el autor, él solito, del concepto ZP, que debería ser condenado al infierno con el inventor del metacrilato) En fin, un cordero entre lobos. Y creo que MR tenía capacidad para llevar otro discurso. Y constato que en este país a la supuesta izquierda se le perdona mucho más que a la supuesta derecha. Porque cuando pienso en gobierno socialista, pienso en los perfeccionadores del pelotazo inmobiliario.

Hay cierta preocupación en la oficina, porque este trabajo nuestro depende un gran medida del poder político. Así que en momentos de cambio siempre hay nervios. De todos modos hay una cierta sensación que este país podido perder un oportunidad única. Salvo unos pocos escaños el resto de los nuevos que ha ganado el PSOE han venido del Sur. Y eso supone una deuda. Y eso va en detrimento de esta esquina del noroeste. Porque, siendo absolutamente pragmáticos, las cosas se cuecen así: favores, deudas, peticiones, intereses y amiguitos. Y el PSdG... pues eso: kk.

Que gracia la de ese personaje de nuestra oficina comentando el cómo somos: MR ni ha ganado en Pontevedra.

Y que buena la entrevista a Albert Boadella este sábado en el ABC. No consigo encontrarla en la página web. Pero seguiré buscándola.

Llevo unos días con la sensación vivir permanentemente en este tipo de luz. Necesito un poco de sol. Necesito unas vacaciones.

jueves, 11 de marzo de 2004

no, no hay palabras

ayer ví un poquito de Hay motivo, acababa muy tarde y hoy tenía que madrugar, como siempre. No sé si alguien hizo un corto sobre esto: la sinrazón.

Hoy por la mañana, en el coche de camino a la oficina, puse radio 5 como todas la mañanas. Antes había cargado un cd, porque al cabo de media hora las noticias se repiten. Estaban dando noticias generales. Hay cortes para decir que ha habido unas explosiones en Madrid, en Atocha, sin más especificaciones. Al poco hacen una conexión con una persona que está en Atocha. Describe lo que ve, muy prudente, sin dar cifras concretas porque no se sabe nada. Entrevistan a una superviviente (supongo que se le podrá llamar así después de ver lo que ha pasado) y dice que ha visto el techo de un vagón reventado. En ese momento pienso: Madrid, cercanías, primera hora de la mañana. Y recuerdo una que pasé por Atocha a primera hora y las salidas escupían gente sin parar. Apago la radio y pongo el cd. Necesito algo bonito, porque se me ha hecho un nudo en el estómago.

Han pasado unas horas y la cuenta de muertes sigue subiendo. Sigo teniendo un nudo en el estómago. Y pocas ganas de trabajar. Y no se que decir.

Si el Estado no habla con un SitoMiñanco, o un violador, yo no sé que se va a hablar con alguien que es un delincuente, un asesino. No lo sé. Por que si algo tenía que decir, sea lo que sea, ya no es relevante.

Llevaba tiempo sin escribir nada. Y tener que empezar con esto...

jueves, 4 de marzo de 2004

ya está(n) aquí

Este martes llegó. Y ya lo están arbolando.

Ese mismo día estuvimos toda la mañana sin calefacción en la oficina. La noche anterior fue oficialmente la más fría del año. Y yo que iba ya con un pequeño resfriado salí con gripe. Pero bajé a verlo y hacerle unas fotos.

Ahora llevo dos días en plan vegetal. Tenía idea de hacer unas cuantas cosas, pero mi cabeza se niega a funcionar.