viernes, 12 de octubre de 2007

r_evolution

este pasado miércoles, día 10 de octubre se puso en circulación el nuevo disco de Radiohead. Se sabía desde hacía días que las dos únicas formas de conseguirlo eran a través de su página web, bien por descarga de archivos mp3 bien en soporte físico de lujo. Por el segundo hay que pagar, por el primero piden la voluntad.
Se ha generado el consabido debate sobre discográficas vs grupos, pago de derechos de autor vs dinero sacado en conciertos, descargas vs piratería, etc, etc.
Independientemente de lo que pueda pensar al respecto de todo esto, sólo puedo decir que me alegro que un grupo con cierta capacidad de venta haga esto. No sólo por el tema de la industria rancia, sino por la capacidad de excitación para hablar sobre algo real. Por fin alguien hace algo.
Parece que todos estamos de acuerdo que estas navidades habrá cds de Radiohead en las tiendas con lo mismo que nos hemos bajado, que nadie quiere perder la oportunidad de sacar dinero y menos la industria, pero mientras circulará únicamente el material que el grupo ofrece a través de su web.
Yo me lo he bajado. Y he pagado 0 pounds. Y me han emocionado las dos pantallas que salen cuando preguntas que es lo que debes pagar: it’s up to you; no really. it’s up to you. Me lo compraré en original cuando salga. Y no sólo por esta pequeña satisfacción, también porque, tras unas escuchas, me gusta. Ojalá estas cosas fueran más habituales.