miércoles, 10 de octubre de 2007

verano y tonterías

una de las ventajas que he descubierto este verano es que el RDL (rockdelux) sólo sale con un ejemplar en julio-agosto. Esto significa que pronto me quedo sin literatura para ir al baño (vaya eufemismo) Soy de los que no puedo ir sin algo de literatura, aunque sea un suplemento dominical del año pasado o el catálogo del carrefúr. Lo que sea. Así que sin excusa entre manos, decidí estrenar la fnac sección libros y comics. Mis compras muy bie (Tolkien jr, Tolkien siempre en verano y los watchmen de Alan Moore) y un ajuste de cuentas con Javier Marías que casi se queda en la cuneta, me han revitalizado el tema lecturas.

Este RDL julio-agosto contenía algo de lo que hace que odie profundamente este tipo de revistas, de las cuales no puedo prescindir porque me puede más la curiosidad y porque necesito leer críticas y más críticas porque no tengo criterio propio. Dos pataditas, dos.

Patada uno: Hot Chip (grupo cool, sobrevalorado, of course) sacan un recopilatorio en la serie mítica DJ-kicks. En la correspondiente entrevista les preguntan si tienen algún volumen favorito, poniendo como ejemplo el de Erlend Oye, el de Four Tet... El tipo que responde se queda pensando y comenta que sí, que hay muchos y que recuerda también el de Kruder & Dorfmeister, pero que hoy le tacharían de uncool si reconoces que te gusta algo de la época del downtempo. Porelputoamoldedío. Que rancia es toda esta modernidad. Hay cosas que no cambian, ni en los ochenta, ni en los noventa, ni en esta década.

Patada dos: el entrevistador también le pregunta por sus últimas remezclas, que últimamente están tan de moda. Que de cual están más orgullosos y este tipo de preguntas tan interesantes. Al tipo, encantado de que le den pomada, se regodea en la jugada quedando bien con su entrevistador diciendo que acaban de hacer una para unos chicos llamados Dover, y preguntan al entrevistador si les suenan. Este responde que tristemente sí, pero no puede dar crédito que gente con tanto criterio y tan moderno puedan hacer semejante cosa. Incluso les deletrea el nombre del susodicho grupo para borrar cualquier tipo de duda. Sí. No hay duda. Hot Chip ha remezclado a Dover, pero tranquilos todos, que en propias palabras del miembro de Hot Chip el tema original era algo “cheesy”, pero ahora ha quedado “cool”. Rancia, rancia. Rancia de lux.

El único consuelo es, como siempre, la música y no el discurso. Y el año pasado HC sólo hicieron una cosa bien, sólo una. Este año no.

2 comentarios:

Alfredo dijo...

Es que ser moderno todo el tiempo resulta agotador. Relájate, vuelve a los clásicos (ideales para el cuarto de baño). Bonito video, me recuerda a muchas otras cosas. Un abrazo y hasta la vuelta.

Jose M. dijo...

ei, también cago con el rockdelux... también me jode mucho de lo que se escribe, pero solo es información, tío, nos hace falta para que siga sonando la música, no sé